El estrés perjudica la salud dental de los niños

Dic 16
Salud dental y estrés en los niños - Clínica Dental en Valencia Benimaclet

El estrés perjudica la salud dental de los niños

Doctor José Ramón Cardera
Especialista en Cirugía y Rehabilitación Oral. Licenciado en Odontología por Universidad Alfonso XX el Sabio. Master en Odontología Hospitalaria Master en Ortodoncia Clínica. master en Implantología y Rehabilitación Oral Master en Cirugía Oral, Implantes y Periodoncia
Doctor José Ramón Cardera

Últimos artículos de Doctor José Ramón Cardera (Ver todos)

El ritmo frenético de la sociedad actual nos hace vivir en un continuo estrés: el trabajo, los quehaceres diarios en casa, cuidar de los niños, la familia, las prisas para llegar a todo y a todos los sitios… Es innegable que los adultos estamos saturados. Parece que los únicos que se libran son los más pequeños, sin preocupaciones ni responsabilidades. Sin embargo, aunque no lo creamos, los niños también pueden sufrir de estrés en el colegio, con los deberes y las actividades extraescolares. Lo que está claro es que el estrés perjudica la salud dental de los niños.

Según el último estudio de la Sociedad Española de Estudios de Ansiedad y Estrés, existe un notable incremento del estrés entre los más pequeños. Entre el 8% en la población infantil y el 20% en adolescentes sufre de estrés. Estas cifras son preocupantes ya de por sí, pero más aún si tenemos en cuenta que el estrés puede derivar en otro tipo de problemas para el cuerpo, y sobre todo para la salud bucodental de los niños, pues la boca es una parte muy sensible a niveles altos de estrés.

  • Efectos psíquicos: una alimentación compulsiva y habitualmente rica en azúcares, incrementa el riesgo de caries.
  • Fisiológicos: se elevan los niveles del cortisol, la hormona del estrés, lo que provoca alteraciones en el sistema inmunitario, y también se produce una disminución de la secreción de saliva y el ambiente oral se hace más ácido, favoreciendo la aparición de caries y la erosión de los dientes.
  • Conductuales: alteraciones en la dieta, aparición de hábitos compulsivos como chuparse el dedo, mordisquearse las mejillas o el labio, succión del labio inferior, bruxismo y abandono de la higiene dental, podrían afectar a su salud dental de forma directa o indirecta.

Debemos saber que la etapa la infancia es una fase muy importante en la formación de los dientes, y es por ello que se recomienda disminuir las posibles situaciones de estrés si no queremos que los niños se vean afectados por estos tipos de problemas. Los padres deben insistir en generar el hábito de cepillarse los dientes como mínimo 2 veces al día o después de las comidas durante al menos 2 minutos con una técnica correcta y con los productos que mejor se adapten a ellos. Los padres pueden servir de ejemplo a los niños, por lo que también es recomendable cepillarse los dientes con ellos y mostrarles cómo deben utilizar el cepillo, para que de esta manera los copien y aprendan la técnica y el hábito diario. Si necesita más información, puede consultar con el Mejor Dentista de Valencia, Artdenta.